Inicio > Deducciones de la renta > Tributación de los planes de pensiones

Tributación de los planes de pensiones

Con la crisis económica que estamos sufriendo, es fundamental contar con mecanismos de ahorro que además nos garanticen una cierta estabilidad para el futuro. Uno de esos mecanismos es el plan de pensiones, que tiene un tratamiento favorable en la declaración de la renta.

La fiscalidad de los planes de pensiones está diseñada para disminuir la base imponible de la declaración de la renta y así poder pagar menos. En función de nuestra edad, nuestra situación económica y la cantidad aportada a nuestro plan de pensiones, el cuadro de la tributación de los planes de pensiones queda como sigue:

  • Las personas menores de 50 años pueden deducirse la menor de las siguientes cantidades: 10.000 euros o el 30 % de los rendimientos netos del trabajo y de las actividades económicas.
  • Si somos mayores de 50 años, nos podremos deducir hasta 12.500 euros siempre que esa cantidad no sea superior al 50% de la suma de los rendimientos netos del trabajo y de actividades económicas.
  • Si se trata de personas con discapacidad física o sensorial igual o superior al 65%, o psíquica igual o superior al 33%, o bien declarada judicialmente con independencia de su grado, las normas de tributación del plan de pensiones establecen que se pueda reducir la base imponible hasta un límite anual de 24.250 euros.

Estos límites podemos incrementarlos si nuestro cónyuge no obtiene rentas o sus ingresos son inferiores a 8.000 euros anuales. En este caso las reglas de fiscalidad del plan de pensiones permiten que podamos hacer aportaciones a su plan de pensiones y podernos reducirnos en nuestra declaración de la renta hasta un máximo de 2.000 euros anuales, sin que el resultado de la base imponible pueda ser negativo. Esto abre varias posibilidades a la hora de deducir el plan de pensiones:

  1. El cónyuge puede, en su declaración de la renta aplicarse el máximo que por las normas de tributación de planes de pensiones le corresponda, que será el 30% de la base imponible, y el exceso, si lo hay, lo reduce el contribuyente hasta 2.000 euros.
  2. El contribuyente puede aplicarse la reducción de los 2.000 euros, y el sobrante, va a la declaración de la renta del cónyuge.
  3. Cada uno puede repartirse la reducción del plan de pensiones como desee, siempre y cuando no se superen los máximos establecidos para cada declaración.

Como hemos visto, las normas de tributación del plan de pensiones nos pueden ayudar en gran manera a pagar menos impuestos. Por eso es muy importante, antes de finalizar el año, utilizar el simulador de la declaración de la renta, para saber cuánto podemos aportar a nuestro plan de pensiones y que la declaración de la renta 2013 nos salga lo más favorable posible.

Otras búsquedas:

fiscalidad planes de pensiones 2013,indemnizacion por despido exenta irpf 2012,en cuanto tiempo te devuelven la declaracion de la renta,fiscalidad de los planes de pensiones 2013,planes de pensiones declaracion renta 2013,casilla declaracion renta plan de pensiones,retenciones de los planes de pensiones

Comentarios cerrados.