Borrador de la renta 2015.

Como viene siendo habitual desde hace un par de años, la Agencia Tributaria facilitará, sin necesidad de solicitarlo, el borrador de la renta 2015 a un número importante de ciudadanos. Pero no todos los contribuyentes podrán disponer de su borrador. Según el artículo 98 de la Ley del Impuesto, sólo podrán obtenerlo quienes cumplan lo que han venido en llamar “perfil borrador”, y son aquellos que durante el año pasado hayan obtenido ingresos que procedan únicamente de las siguientes fuentes:

  1. Rendimientos del trabajo por cuenta ajena.
  2. Rendimientos derivados de Letras del Tesoro.
  3. Rendimientos del capital mobiliario sujetos a retención o ingreso a cuenta.
  4. Ganancias patrimoniales sometidas a retención o ingreso a cuenta.
  5. Imputación de rentas inmobiliarias de como máximo, ocho inmuebles.
  6. Subvenciones para adquisición de vivienda habitual y en general todas aquellas que no se destinen a una actividad económica.

Si nuestros ingresos proceden de otras vías que no son éstas, Hacienda únicamente nos enviará los datos fiscales para que seamos nosotros mismos, con la ayuda del programa padre, a través de un gestor o bien utilizando el servicio de cita previa para la declaración de la renta, quienes confeccionemos nuestro IRPF.

Podremos acceder y consultar el borrador de la renta 2015 por internet, a través de un número de referencia que nos enviarán por sms al teléfono móvil. No obstante, podemos optar por solicitar el borrador de la renta por correo ordinario para que nos lo envíen a nuestro domicilio. Este derecho lo podemos ejercer por teléfono, o bien en su momento cuando en la declaración de la renta del año anterior marcamos la casilla correspondiente al envío por correo del borrador.

La principal gran ventaja de presentar nuestro IRPF con el borrador de la renta es que si el resultado es a nuestro favor y nos sale a devolver, seremos de los primeros en obtener el importe de la devolución de la renta 2015.