Pago fraccionado declaración de la renta. IRPF 2011-2012

Cuando el resultado de nuestro IRPF es positivo y nos toca pagar, la Agencia Tributaria nos permite realizar el pago fraccionado del impuesto. Este pago fraccionado de la renta normalmente se realiza en dos partes:

– El 60% del importe de la deuda lo pagamos en el momento de presentar la declaración de la renta.

– El 40 % restante se debe pagar antes del 5 de Noviembre.

Para poder acogernos a la modalidad de pago fraccionado de la declaración de la renta, sólo tenemos que marcar la casilla correspondiente en el programa Padre, y éste hará los cálculos automáticamente de lo que debemos pagar en el momento de presentar la declaración y de lo que nos quedará por pagar.Si hemos optado por la modalidad del borrador de la declaración de la renta, también podemos marcar la opción de pago fraccionado. Es importante saber que si presentamos la declaración de la renta fuera de plazo, no podremos acogernos al pago fraccionado.

El pago fraccionado de la declaración de la renta es un derecho que tiene todo contribuyente y que viene recogido en la Ley que regula el impuesto. De cara a la campaña de la declaración del IRPF 2013, y teniendo en cuenta que muchos contribuyentes este año se habrán quedado en situación de desempleo, teniendo así dos pagadores y más posibilidades de tener que hacer la declaración de la renta 2013, es una opción muy a tener en cuenta, para que en caso de que el resultado sea a pagar, nuestra economía se resienta menos al pagar a Hacienda.

No debemos confundir el pago fraccionado de la declaración de la renta anual con el pago fraccionado del IRPF trimestral que deben hacer los autónomos y profesionales. Tampoco es lo mismo que aplazar el pago del IRPF en varias anualidades, que se debe solicitar sólo por causas justificadas y excepcionales.