Tramos del IRPF

Los tramos del IRPF afectan a todos los contribuyentes que hayan obtenido ingresos durante el año 2012, especialmente por rendimientos del trabajo. El Gobierno ha subido los porcentajes de los tramos del IRPF y ha creado un tramo más para rentas superiores a 300.000 euros. La tabla con los tramos del IRPF actualizada para 2012 y 2013 queda de la siguiente manera:

Base imponible

Retención

de

hasta

0,00 €

17.707,00 €

24,75%

17.707,01 €

33.007,00 €

30,00%

33.007,01 €

53.407,00 €

40,00%

53.407,01 €

120.000,00 €

47,00%

120.000,01 €

175.000,00 €

49,00%

175.000,01 €

300.000,00 €

51,00%

300.000,01 €

52,00%

El porcentaje establecido por los tramos del IRPF tiene dos aplicaciones fundamentales:

  • Será el tipo de gravamen que tanto en la declaración de la renta 2012 como en la renta 2013 nos aplicarán a la base liquidable del impuesto. Una vez aplicado el porcentaje, podremos deducirnos por vivienda habitual, descontar las retenciones de la nómina por IRPF, etc, lo que nos dará el resultado final de nuestra declaración de la renta: a pagar o a devolver.
  • Sirve para fijar las retenciones del IRPF en nuestras nóminas. Este porcentaje se puede rebajar en función de la situación personal y familiar de cada trabajador. Por ejemplo, a una persona casada y con hijos se le retendrá menos que a un soltero.

Los tramos del IRPF se van aplicando, en nuestro sueldo bruto anual, en función de los importes que marcan las tablas. Es decir, si nuestro sueldo bruto anual fue de 26.000 euros, no nos van a aplicar el 30% a la totalidad, sino que por los primeros 17.707 pagaremos un 24,75% y por el exceso el 30%.

Además, al aplicarse el porcentaje de los tramos del IRPF sobre la base liquidable de la declaración de la renta, tenemos que tener en cuenta que los primeros 5.151 euros están exentos en concepto de mínimo personal y familiar. Esta cantidad es superior si tenemos ascendientes o descendientes a nuestro cargo.